Sesiones Individuales

En Espacio Quintana también se realizan sesiones individuales con diferentes técnicas terapéuticas, aconsejándote cuál puede ser la más adecuada para el tipo de problema que quieras tratar. Aquí podrás encontrar diferentes tipos de sanación energética: armonización del aura y de los chacras con cristales, Magnified Healing, Shamballa, limpiezas energéticas de viviendas, locales...

 

 

¿Cómo funcionan las terapias energéticas? 

En realidad las terapias vibracionales por sí mismas no curan nada. Lo único que hacen es potenciar la capacidad auto-curativa y auto-regenerativa de nuestro cuerpo. El cuerpo humano es literalmente una farmacia andante, poseemos todas las sustancias necesarias para sentirnos bien: tenemos hormonas que actúan como analgésicos y antidepresivos, poseemos un sistema inmune que nos protege de ataques externos. Una terapia energética lo único que hace es equilibrar y armonizar el cuerpo para que esta capacidad auto-curativa funcione correctamente. Cuando estamos equilibrados y en armonía, nuestra tendencia natural es a estar bien y a estar sanos. 

 

Para obtener resultados con este tipo de tratamientos, es necesario que la persona se implique activamente, ya que todo proceso de sanación es un proceso de autosanación. El terapeuta es un mero facilitador, un canal que pone a disposición de la persona la energía para que elimine todos los desequilibrios tanto a nivel físico como emocional alcanzando un estado de armonía. Desde ese estado de equilibrio, la persona que recibe el tratamiento ha de estar dispuesta a realizar los cambios en su vida que sean necesarios y eliminar los patrones de comportamiento, las actitudes y las creencias que provocaron los desequilibrios. Por tanto, cuando te pones bien después de un tratamiento, el héroe de la historia no es el terapeuta, el héroe de la historia eres tú mismo. Las sesiones abren la puerta hacia tu bienestar pero TÚ eres el que decides cruzarla.

 

Aspectos importantes

  • Como el único efecto es armonizar el cuerpo y potenciar su propia capacidad regenerativa, carece de efectos secundarios y, por la misma razón, cualquier persona, sea cual sea su estado, puede recibir una sesión con total tranquilidad. Siempre es para bien.
  • Un terapia energética nunca sustituye a ningún tratamiento médico. Entra dentro de lo que se denomina una terapia complementaria y, por lo tanto, complementa cualquier tratamiento que estés realizando.
  • Es un proceso puramente físico, no tienes que creer en ello, no se trata de un acto mental, por tanto, cualquiera puede recibir un tratamiento independientemente de sus creencias.

Para más información:

Telf. 639 39 49 11 

 

O rellena el formulario de abajo:

Atención: Los campos marcados con * son obligatorios.